UNA ORTOGRAFÍA CONTEXTUAL

el recurso del microrrelato

Leer, escribir escuchar y hablar son los cuatro niveles esenciales del lenguaje que necesaria-mente han de ser incluidos en la enseñanza de la ciencia ortográfica, si es que se busca un aprendizaje funcional y duradero en el niño. Conscientes de ello, esta serie abarca la totalidad de los niveles, al apostar por una ortografía contextual en la que hasta el más mínimo conocimiento se desprende de su uso en microrrelatos.
Sea que versen sobre temas históricos, literarios, artísticos, sociales, éticos, medioambientales, científicos o de otra índole, los microrrelatos constituyen una forma agradable y retadora de iniciar cada lección, así como una garantía de que el aprendizaje se consigue más por convicción de uso que por prescripción de regla. Una vez que el niño lee y escucha con atención cada microrrelato, realiza actividades y ejercicios en los que escribe y pronuncia correctamente las palabras.

UNA ORTOGRAFÍA COMUNICATIVA

más allá de la corrección

El binomio corrección-incorrección no puede ser el único parámetro para evaluar los conocimientos lingüísticos que el niño va adquiriendo, sobre todo si pretendemos que desarrolle una auténtica competencia comunicativa. Por eso, en los libros de esta serie concedemos similar relevancia a otros dos binomios: coherencia-incoherencia y adecuación-inadecuación.
Las secciones especiales Y el diccionario dice… y El armario de las palabras son dos de las plata-formas que permiten al niño valorar registros, alternancias expresivas y variedades lingüísticas, con el fin de entrenarlo para la exitosa interpretación de cualquier contexto comunicativo en el que participe. Adicionalmente, las secciones ¡Fundamental! y Vamos a redactar le proveen formatos modélicos que, al seguirlos, le permiten producir textos significativos, expresados con coherencia, corrección y adecuación.

UNA ORTOGRAFÍA RAZONADA

formación de conciencia ortográfica

La mera enunciación de reglas solo permite la asimilación de un número limitado de palabras y orilla a su memorización. En cambio, la vía de la derivación, familias léxicas, explotación de patro-nes verbales, asociaciones lógicas, repeticiones estratégicas, ludismo metodológico… conduce a la formación de una conciencia ortográfica.

Con nuestra propuesta de actividades retadoras del intelecto, el niño se acostumbra a reflexionar en todos sus hechos de lengua, al tiempo que se forma en él una “vocecita interior” que habrá de guiarlo en la solución de nuevos problemas. Pretendemos con ello que aprenda a actuar con autonomía, tanto dentro como fuera del aula.

Adicionalmente, las explicaciones lúdicas del grillo Karari hacen que comprenda y explote las ventajas del rendimiento ortográfico, de suerte que con un número mínimo de recursos consi-gue escribir un gran número de palabras.

UNA ORTOGRAFÍA ACADÉMICA

actualización del conocimiento

De poco serviría la innovación metodológica si se aplicara a contenidos no actualizados, por eso tomamos en cuenta los últimos cambios pro-puestos en las más recientes publicaciones de la Real Academia Española y los integramos en los libros, con absoluta naturalidad.

UNA REDACCIÓN PROGRAMADA

estructuras modélicas

Monografía, artículo, paráfrasis, guion teatral, relato, carta, autobiografía… son solo algunos ejemplos de tipología textual en los que el niño se ejercita. Lo ayudamos a organizar sus ideas y a expresarlas con claridad, siguiendo prácticos y sencillos esquemas. Como son fundamentales las estructuras modélicas, Karari redacta primero para que el niño lo imite después.