Índice Español para la comunicación eficaz 1
Índice Español para la comunicación eficaz 2

Han quedado atrás los tiempos en los que lo más importante que debía aprender una persona con respecto a su idioma era la parte relacionada con las normas gramaticales. Hoy sabemos que una lengua –el español, en nuestro caso– tiene que ser sobre todo funcional y comunicativa; que los productos textuales construidos con ella idealmente han de responder a las circunstancias del hablante; que los criterios de adecuación y coherencia son tan importantes como la corrección misma…

Español para la comunicación eficaz 1 y 2 son los libros de texto fundamentales de la Serie ECE. Se dividen en tres unidades, en cada una de las cuales se atiende a tres áreas:

~ Ortografía razonada
~ Recursos de vocabulario situacional
~ Gramática esencial y construcción de textos

Para cada caso, planteamos nociones teóricas de corrección, acompañadas de actividades encaminadas a desarrollar la madurez pragmática del estudiante, esto es, su capacidad de seleccionar –entre todos los recursos que le ofrece su idioma– aquellos que resulten más adecuados a los fines que persiga.

Para la ejecución de tales actividades y según sea su objetivo y grado de complejidad, proponemos cuatro posibles dinámicas:

~ De modalidad dirigida, para ser realizadas al mismo tiempo que el profesor
explica los principios teóricos
~ De modalidad grupal, para reafirmar algún conocimiento que pueda
enriquecerse mediante la discusión en grupos pequeños
~ De modalidad por parejas, para ejercitarse en determinados usos lingüísticos
complejos, cuyo dominio se facilita si se comparte entre dos personas
~ De modalidad individual, para aquellos casos en los que, una vez fijado el
conocimiento, sólo haga falta reafirmarlo para alcanzar mayor confianza

En cuanto al desarrollo de cada práctica, la naturaleza es variada: en algunos casos es suficiente con escribir las respuestas; en otros, se exige leer de manera audible determinados enunciados, pues la percepción auditiva resulta determinante para la comprensión; ciertas actividades se realizan después de escuchar alguna canción o ver una imagen o fotografía; otras más se ejecutan cronometradas, pues la limitación del tiempo asegura que realmente se domina el tema. Para ahondar en el conocimiento, el alumno dispone también de prácticas complementarias al final de cada apartado, que puede realizar como tareas o como forma de estudio para la preparación de sus exámenes.

Con respecto a las secciones teóricas o material de estudio –fácilmente localizables por su fondo gris–, empleamos la terminología gramatical estrictamente indispensable para explicar con rigor y fijar con solidez cada principio. En los casos en los que son muy frecuentes entre los hablantes determinados usos incorrectos, hacemos advertencias llamativas para alertar al alumno, de modo que sea capaz de adoptar una actitud crítica que le permita erradicarlos. Asimismo, llamamos su atención en situaciones en las que el titubeo ortográfico es hasta cierto punto razonable y, por ello, debe prestar mayor atención en el mecanismo que le proponemos para conseguir el aprendizaje.

En los apartados referidos a la habilidad de redactar, Español para la comunicación eficaz 1 se centra en el dominio de tres secuencias textuales: descriptiva, narrativa y expositiva. En Español para la comunicación eficaz 2 no sólo se refuerzan estas secuencias, sino que se agregan la dialogal y la argumentativa. Todos los ejercicios de producción discursiva que proponemos tienen como objetivo que el alumno consiga expresarse con coherencia, corrección y adecuación, los tres componentes de la competencia comunicativa que constituyen el fundamento de estos libros de texto. Para ello, lo ayudamos a que reescriba –de manera efectiva– secuencias en las que haya identificado incoherencias, incorrecciones e inadecuaciones.

En definitiva, queremos que la experiencia de construir productos lingüísticos en español sea gratificante y, si es posible, divertida. Por eso echamos mano de metodologías poco convencionales, que explotan la lógica y allanan el camino del aprendizaje. Y es que vivimos en una sociedad que exige comunicarse con mensajes efectivos, por lo que es hora de recorrer rutas más fáciles para conseguirlo.

Índice Actividades de reflexión textual

A lo largo de su vida –y según se mueva en ámbitos personales, académicos o laborales– el alumno estará expuesto a todo tipo de productos textuales, por lo que es necesario que practique mecanismos de comprensión, interpretación y análisis, en documentos de naturaleza diversa.

En Actividades de reflexión textual proponemos un conjunto de 37 textos, distintos en extensión, contenido y estilo; en su configuración discursiva predomina alguna de las cinco secuencias textuales básicas: diálogo, descripción, narración, exposición y argumentación. Ciertas lecturas selectas son fragmentos de obras más amplias como novelas u obras de teatro; mientras que otras son productos discursivos completos como cuentos, guiones, artículos periodísticos, entrevistas o cartas.

Esta selección se acompaña de ACTIVIDADES SUGERIDAS que retan el intelecto y propician la comprensión, profunda y permanente, de los tres niveles del lenguaje que constituyen la competencia comunicativa: coherencia, corrección y adecuación. La naturaleza de estas actividades es variada y, sobre todo, gradual, por ceñirse a los contenidos propuestos en los libros Español para la comunicación eficaz 1 y 2. Así, el alumno encuentra un valor práctico a todos esos conocimientos que adquiere en el aula sobre ortografía, recursos léxicos, principios gramaticales y lineamientos de redacción, pues le permiten un encuentro dinámico, crítico y productivo con aquello que lee.

En algunos casos, las actividades invitan a la reflexión y la expresión pública de las ideas; en otros, a la obtención de datos concretos dentro del texto con el que se trabaja. También pueden exigir la consulta de fuentes externas que enriquezcan la experiencia.

Además de la lectura y sus actividades, proponemos un sencillo esquema tripartito para que el alumno se ejercite en una de las manifestaciones más importantes de la competencia comunicativa: la articulación de COMENTARIOS DE TEXTO, de contenido profundo y estructura clara.

I. Coherencia textual – abarca la delimitación del tema central de la lectura
que se comenta, la manera como progresa y el género textual utilizado
II. Adecuación textual – tiene que ver con el análisis de los componentes del
circuito comunicativo (autor, lector, canal y contexto) y la valoración de los
recursos expresivos
III. Cohesión textual – contempla la identificación y el análisis de piezas
lingüísticas con las que se consigue enlazar las ideas y guiar las inferencias
del lector

La explotación de estas lecturas a través de ACTIVIDADES SUGERIDAS y COMENTARIOS DE TEXTO son un buen punto de partida para detonar la imaginación y la capacidad expresiva del alumno preuniversitario, en su camino hacia la madurez comunicativa.